• 4 filetes de salmón fresco de unos 200 g cada uno
  • 375 ml de CHOUFFE Soleil
  • 250 ml de salsa de soja
  • 125 ml de salsa mirin
  • 175 ml de azúcar moreno
  • La cáscara de 4 naranjas (+ gajos de naranja para la guarnición)
  • 2 cebollas verdes, picadas
  • 2 cucharadas de jengibre fresco, picado
  • 2 dientes de ajo, machacados
  • Sal y pimienta
  • En una cacerola de fondo grueso, calienta a fuego fuerte la cerveza, la salsa de soja, el azúcar moreno, la salsa mirin, la cáscara de naranja, las cebollas verdes, el jengibre y el ajo.
  • Lleva la marinada a ebullición, removiendo con frecuencia hasta que se disuelva el azúcar. Hierve de 10 a 15 minutos para reducir la marinada a la mitad o hasta que la mezcla tenga una consistencia de jarabe. Retírala del fuego y déjala a un lado.
  • Coloca los filetes de salmón en una bandeja de horno y vierte la marinada. Tapa y refrigera durante 1 ó 2 horas.
  • Saca los filetes de la marinada.
  • Pasa la marinada por un tamiz para eliminar los grumos. En una cacerola, lleva a ebullición la parte líquida de la marinada y redúcela durante unos 5 minutos. Déjala a un lado.
  • Precalienta la barbacoa a fuego intenso. Engrasa la parrilla.
  • Coloca los filetes de salmón en una hoja de papel de aluminio y luego en la parrilla. Cierra la tapa y cocínalos durante 4 ó 5 minutos. Con una espátula, dale la vuelta a los trozos de salmón y cocínalos durante 2 ó 3 minutos, o hasta que la temperatura interna alcance los 70°C. A mitad de la cocción, rocía los filetes con la marinada por ambos lados.
  • Pasa los filetes de salmón a un plato para servir y vierte el resto de la marinada sobre ellos. Prepara una ensalada de rábanos y pepinos como acompañamiento. Añade los gajos de naranja, los fideos de arroz espolvoreados con semillas de sésamo y las cebollas verdes.