Receta fácil - para 4 personas
Preparación: 30 minutos - tiempo de cocción: 20 minutos
  • 8 trozos de achicoria (cultivada en tierra)
  • 8 lonchas de jamón cocido con hueso
  • 1 Mc CHOUFFE
  • litro de leche
  • 80 g de harina
  • 120 g de mantequilla
  • 200 g de queso Gruyère rallado
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • Sal, pimienta y nuez moscada
  • Lava la achicoria y retira las hojas exteriores, cortando la base de la raíz para eliminar el amargor.
  • Cuece la achicoria en una olla grande con agua durante unos 10 ó 15 minutos, según su tamaño.
  • Mientras tanto, prepara la salsa bechamel. Derrite 80 g de mantequilla en un cazo a fuego fuerte. Añade la harina en cuanto se haya derretido la mantequilla, retírala del fuego y deja que se dore ligeramente, removiendo bien.
  • Vuelve a poner el cazo al fuego y añade poco a poco la leche, removiendo bien. Añade un poco de jugo de cocción de la achicoria. Sigue removiendo.
  • Baja el fuego. Añade sal, pimienta y una cantidad generosa de nuez moscada rallada. Añade la mitad del queso Gruyère rallado, deja que se funda en la salsa y sigue removiendo. Deja que se reduzca hasta que se convierta en una salsa espesa y cremosa. Déjalo a un lado.
  • Escurre la achicoria. La achicoria tiene que haber perdido la mayor cantidad de agua posible para la siguiente fase de cocción.
  • Derrite la mantequilla restante en una sartén a fuego medio, añade la achicoria y espolvorea con azúcar moreno. Rehoga durante 3-4 minutos antes de añadir 15 cl de Mc CHOUFFE. Remueve regularmente hasta que la achicoria se caramelice.
  • Enrolla cada trozo de achicoria caramelizada en una loncha de jamón y colócalos en una bandeja de horno. Vierte la bechamel sobre los rollos de achicoria y cubre con el resto del queso Gruyère rallado. Introduce la bandeja en el horno precalentado a 200 °C durante 20 minutos, hasta que se dore.
  • Sírvelo caliente con un delicioso puré de patatas o unas patatas fritas caseras en trozos. ¡Y una Mc CHOUFFE, por supuesto!